El primer barrio sostenible de Estocolmo

El primer barrio sostenible de Estocolmo

Hammarby Sjöstad se ha convertido en el primer barrio sostenible de Estocolmo. Hace unos años, esta zona estaba muy contaminada por las industrias, y acabó siendo abandonada por este motivo. Sin embargo, hoy es el primer barrio sostenible de la capital sueca.

arquitectos-valencia02

En los  90, Estocolmo se postulaba como sede de los Juegos Olímpicos del 2004 y se creó un plan estratégico de remodelación de la ciudad para mejorar sus infraestructuras. Finalmente el Comité Olímpico otorgó el primer puesto a Atenas, pero Estocolmo continuó con sus planes.

Una de las medidas del plan era reconvertir el barrio de Hammarby Sjöstad para crear más de 10.000 viviendas en un entorno sostenible, que aprovechase su cercanía al agua y al centro de la ciudad. Tanto fue así, que la mayoría de los edificios de esta zona se encuentran orientados hacia el Canal Sickla.

arquitectos-valencia04

El plan estratégico que creó el Ayuntamiento de Estocolmo en colaboración con varios arquitectos, urbanistas e ingenieros, consistía en crear un circuito cerrado de metabolismo urbano, es decir, construir el barrio con sistemas sostenibles para la energía, agua y residuos.

En Hammarby Sjöstad, cada apartamento cuenta con un sistema de aguas que convierte las aguas residuales en biogás y energía térmica, que se utiliza como combustible para el transporte público de la ciudad y algunos sistemas de calefacción. Además, los residuos sólidos se transforman en abono.

arquitectos-valencia06

Casi todos los edificios cuentan con paneles solares sobre su techo para así abastecer su funcionamiento eléctrico y térmico. También podemos encontrar sostenibilidad en las calles de este barrio, gracias a un sistema de residuos ENVAC, que consiste en una serie de tuberías subterráneas que transportan los diferentes residuos de manera clasificada a partir del momento en el que se depositan en los basureros empotrados en el suelo.

arquitectos-valencia07

Este barrio fomenta un estilo de vida saludable y los espacios públicos están distribuidos se manera lineal. Podemos encontrar parques y plazas entre los edificios, para que los vecinos caminen entre ellos.

arquitectos-valencia03

En este plan, también se incluyeron proyectos de transporte sostenible: Buses que funcionan con biogás, un sistema de transporte basado en el Car Sharing (coches compartidos) y una línea de tranvía que continúan ampliando. El barrio cuenta además con una reserva natural protegida que ayuda a conservar la fauna local.

arquitectos-valencia05

arquitectos-valencia04

Hammarby Sjöstad ha resultado ser un éxito rotundo y ha provocado un gran impacto positivo en los habitantes de la zona, incluso ha llegado a bajar la tasa de automóvil por vivienda, que es tan solo de un 0,5%.

arquitectos-valencia08

Actualmente está concluyendo la construcción de la segunda y última etapa del proyecto, cuando finalice se espera que más de 25.000 personas residan en los 11.000 apartamentos del barrio. También se siguen mejorando las infraestructuras del barrio, construyendo nuevos centros educativos para los vecinos.

Coral Sobrino