Las Zonas Azules

Las Zonas Azules


El término “Zonas azules”, hace referencia a ciertas regiones en las que se encuentra la gente más longeva del mundo. Estas zonas se hicieron famosas a partir de la publicación del libro “The Blue Zones”, en el que Dan Buettner habla y analiza los factores que comparten estos puntos del mundo en los que la gente vive más y con una mayor calidad de vida.

¿Cuáles son las Blue Zones y qué tienen en común?

Podemos encontrar diferentes zonas repartidas por todo el mundo: Loma Linda (California), Cerdeña (Italia), Okinawa (Japón), Nicoya (Costa Rica) e Ikaria (Grecia).

 

 Conferencia Ted sobre las Zonas Azules. David Buettnet.

Las claves para la longevidad se basan en la dieta y el estilo de vida que llevan los habitantes de estas regiones. En Cerdeña e Ikaria, por ejemplo, se consume 6 veces más granos que en la dieta típica estadounidense, se alimentan de mucho pescado y muy poca carne roja, además consumen una gran cantidad de aceite de oliva y vino tinto. Otro de los puntos en común de estas regiones es el ejercicio natural, se mueven caminando o en bicicleta, trabajan las tierras…No conciben el ejercicio con rutinas o gimnasios, pero  sus vidas transcurren de manera muy activa y se ejercitan diariamente.

Tener un propósito de vida también es algo en lo que coinciden los habitantes de las Zonas Azules. En Okinawa utilizan el término Ikigai para referirse a este propósito, significa: “La razón por la que te despiertas cada mañana”. En numerosos estudios sobre los factores que influyen en la felicidad, aparece este Ikigai o el tener un propósito de vida.

La familia es otro aspecto influyente en el estilo de vida de estas zonas, la mayor parte de los centenarios vive con sus familias, participando en actividades del hogar y sintiéndose útiles. Por supuesto el vínculo social es realmente importante, no sólo con la familia, también en las relaciones sociales entre amigos. Es esencial rodearse de personas saludables en todos los sentidos y no mantener relaciones nocivas. La vida social de estas regiones es mucho más rica que la de otros lugares, hay relaciones interpersonales muy intensas y sus habitantes se reúnen frecuentemente con sus amistades.

¿Puede la arquitectura influir en el bienestaR?

Igual que hablamos hace unas semanas de la importancia de las plantas en espacios interiores para generar bienestar y felicidad, la arquitectura también influye en estos aspectos. En las Zonas Azules, la personas tienen un fuerte vínculo con la naturaleza, además de un gran respeto por ella. El diseño biofílico y la arquitectura sostenible refuerzan esa conexión. Estos intentan incorporar elementos de la naturaleza (y respetuosos para ella) en espacios urbanos, esto hace que las personas se sientan mejor y conecten nuevamente con el espacio, además de mejorar la salud y el bienestar de la sociedad.

Un ejemplo de este tipo de arquitectra y urbanismo, lo encontramos en Nueva York, en el  High Line, una línea de tren reconvertida en una zona abierta para los visitantes con más de 300 especies de plantas y árboles. El parque recibe más de cuatro millones de visitas al año.

highline

Coral Sobrino


Leave a Comment